¿Qué es y en qué consiste la sedación intravenosa? - Anestdent
¿Qué es y en qué consiste la sedación intravenosa?

¿Qué es y en qué consiste la sedación intravenosa?

Bienvenidos a otra entrada de nuestro blog. Hoy queremos describir qué es y en qué consiste la sedación intravenosa. Nuestro sistema de sedación se basa en la aplicación de fármacos sedanes por esta vía y realmente es la mejor opción para aplicar este servicio. En estos niveles de sedación, no requiere el mismo procedimiento que, por ejemplo, la anestesia general. Hoy te aclaramos más sobre el tema.

Descripción de sedación intravenosa

Se define el miedo como un sentimiento de inquietud ante la aparición súbita de un peligro real o imaginario, que desaparece cuando el peligro o la amenaza externa cesa. Según un estudio realizado en Estados Unidos, hasta el 75 % de los adultos manifiesta algún grado de miedo al dentista, y aproximadamente el 5-10 % de ellos evita el tratamiento odontológico debido a la ansiedad que le produce.

La sedación consiste en la administración de medicación inductora de un estado de somnolencia que  permite la realización de un procedimiento diagnóstico/terapéutico y que el paciente lo tolere manteniendo la función cardiorrespiratoria.

Como hemos comentado en la anterior entrada, el óxido nitroso es un gas que se utiliza frecuentemente  en clínicas dentales  para sedación consciente y eliminar de esta forma ese miedo o ansiedad que en muchas personas provoca la palabra “dentista”.

Sin embargo, la anestesia inhalatoria generó el descontento de médicos y odontólogos debido al tiempo de espera y al sufrimiento que experimentaban los pacientes para comenzar un procedimiento quirúrgico, o simplemente aliviar el dolor. Todo esto animó a científicos a experimentar o diseñar drogas que, administradas a pacientes por vía intravenosa, lograran producir un efecto inmediato en el sistema nervioso central permitiendo así realizar determinados procedimientos diagnósticos o terapéuticos de forma rápida y eficaz.

En 1657, Wren y Boyle administraron la primera droga vía intravenosa a un perro usando una pluma de escribir afilada a la que conectaron una bolsa llena de tintura de opio.

La historia revela que fueron unos cuantos médicos preocupados y compasivos por el alivio del dolor y el sufrimiento quienes aportaron uno de los avances más grandes dentro de la cirugía, el control de dolor. Siendo la Anestesiología una gran influencia en la administración de drogas intravenosas.

En 1945 se introdujo la Lidocaína, un seguro y efectivo anestésico local, convirtiéndose en uno de los fármacos más usados para controlar el dolor en la clínicas dentales. Al mismo tiempo fueron apareciendo nuevas técnicas intravenosas que permitían la administración de drogas sedativas por esta vía, sustituyendo el concepto de anestesia general por sedación intravenosa dentro de la cirugía bucal y maxilofacial.

¿Es lo mismo una sedación que una anestesia general?

No, en una anestesia general se administran fármacos similares a los utilizados en una sedación, con la diferencia de que en la anestesia general, además de inducir un sueño en el que el paciente se encuentra totalmente inconsciente, produce una apnea que requiere de soporte respiratorio a través de un respirador para que el paciente pueda mantener una ventilación adecuada.

En la sedación los fármacos inducen un estado de sueño más o menos profundo, según la dosis administrada, sin llegar a producir apnea, es decir, que el paciente respira por si mismo. 

Hay distintos grados de sedación y varias escalas para clasificarlos. Entre ellas está la escala de Ramsay, según la cual podemos distinguir entre:

  • Grado 1: paciente ansioso y agitado.
  • Grado 2: paciente colaborador, orientado y tranquilo.
  • Grado 3: paciente dormido que obedece a órdenes.
  • Grado 4: paciente dormido, con respuesta a estímulos auditivos intensos.
  • Grado 5: paciente dormido, con respuesta mínima a estímulos.
  • Grado 6: paciente dormido, sin respuesta.

El grado adecuado para la sedación de un procedimiento dental es el 3 ó 4.

Conclusión

Esperamos haberte podido aclarar los aspectos básicos de este procedimiento. En Anestdent somos anestesiólogos especializados en este proceso de sedación aplicado al sector dental y hemos ayudado a muchos pacientes a superar su miedo al dentista y comenzar los tratamientos con sus odontólogos de confianza para mejorar su salud dental.

Si te ha gustado comparte en redes y si te interesa conocer más sobre el servicio no dudes en contactar.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad